Ntro. Padre Santo Domingo de Guzmán

«El sol de la historia brilla sobre la coraza de Montfort, y en ella ilumina bellos actos mezclados con sombras; sobre la capa de Domingo apenas proyecta un rayo, tan puro y tan santo, que su modesto esplendor sirve de magnífico testamento. Falta luz, porque el hombre de Dios se retiró del ruido y de la sangre; porque, fiel a su misión, no desplegó sus labios sino para bendecir, su corazón para orar, su mano para un oficio de amor; y porque la virtud, cuando está sola, no tiene otro sol que a Dios».

Santo Domingo de Guzmán. Larcordaire.
Dibujo: Félix Hernández, OP.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s