Sancti Spiritus

Son tuyas estas paredes,
es tuyo este ruido que habita mi celda,
el olor a clausura;
papeles mojados.

El aire nuevo,
verde mi jardín,
amarillento o helado.

Como sobrevuelo de palomas y cuervos,
milanos, estorninos, gorriones, mirlos,
cigüeñas, ruiseñores,
abro las alas hacia el horizonte,
planeo el minuto a solas contigo;
silencio.

Oigo la soledad de un pasillo
en el que te escondes;
claustro eterno de mi mundo:
olivo milenario,
todo lo mereces.

Déjame a solas en el rincón de pensar,
microcosmos oculto;
dulce Jesús mío.

Cruje de nuevo la madera,
frío intacto en la humedad,
barroco reluciente;
campo de batalla.

Clava mis entrañas
como en el madero de tu Cruz.
Haznos una, barro y tierra,
una pared más.

Anuncios

5 comments

  1. Deseo encontrar la Luz de mi existencia… Pero ante la adversidad en la vida, la fe se desquebraja tambien…
    Que Jesús no nos abandone nunca…

    Me gusta

  2. Buenas noches, este Domingo pasado vi el reportaje de Pueblo de Dios, después de la Santa Misa; me pareció fabuloso así como todo el cometido que llevan a cabo, si me permiten les diré que envidiaba esa paz y tranquilidad que transmitían así como toda la organización que tienen etc, un fuerte abrazo para todas y deseo pasen unas felices Navidades.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s